Otra vez Pastel o Pan de zarzamora – Congelando

Anoche volví a hacer el pastel o pan de zarzamora.

zarzamoras

Como muchas de mis recetas favoritas no se si se clasifican como panes o pasteles. Los pasteles generalmente tienen betún y son muy dulces y festivos. A mi me gusta preparar pasteles integrales con mucha fruta sin cubierta. Pero tampoco son panes porque son dulces y con mucha fruta. Bueno el caso es que anoche hice dos pasteles pequeños. Cenamos uno y medio y congelé la otra mitad.

Tengo esta idea de hacer muchos pasteles y congelarlos para cuando nazca mi bebé. No voy a tener tanta calma ni tiempo para hornear. Los congelé en rebanadas que pueden ser bien algún desayuno, lonche para la escuela, postre, o cena.  El plan está bien pero se complica cuando la casa empieza a oler riquísimo y el pastel no dura lo suficiente como para separar una parte para congelar.  Tengo que hacerlos en la noche o cuando no tengan hambre y hacer dos y destinar uno para congelar.

El plan es hacer otro de zanahoria, a ver si este fin de semana.

Pastel de zarzamoras

Este pastel de zarzamora lo hice hace un par de meses con frutas frescas que compré en el tianguis.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A mi esposo no le gustan las frutas que tienen semillas así que este pastel de zarzamora solo lo prueba. Pero a mi y a mi hijo nos encantan!  Este pastel recomiendo comerlo completamente frío porque las zarzamoras recién horneadas tienden a ser muy ácidas, al enfriarse se vuelven dulces e irresistibles.

Honestamente yo me puedo comer este pastel sola, me fascina el sabor de las zarzamoras con el harina integral y el azúcar crujiente arriba. Por eso no lo preparo tan seguido, porque es un peligro y por las noches me susurra desde la cocina que vaya y me lo termine completo.

La receta es muy sencilla:

PASTEL DE ZARZAMORAS

2 tazas de harina
1 tazas de azúcar blanca
1 cucharadita de polvo para hornear
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
2 huevos
1/2 taza de margarina
500 gr de zarzamoras frescas
1 cucharadita de vainilla

Se mezclan los ingredientes húmedos, se agrega la zarzamora, después se agregan los polvos y se vierte en un molde engrasado y se le espolvorea un poco de azúcar encima para que quede una capita crujiente.

190°C por media hora revisando con un cuchillo hasta que salga limpio.