Pastel de zarzamoras

Este pastel de zarzamora lo hice hace un par de meses con frutas frescas que compré en el tianguis.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A mi esposo no le gustan las frutas que tienen semillas así que este pastel de zarzamora solo lo prueba. Pero a mi y a mi hijo nos encantan!  Este pastel recomiendo comerlo completamente frío porque las zarzamoras recién horneadas tienden a ser muy ácidas, al enfriarse se vuelven dulces e irresistibles.

Honestamente yo me puedo comer este pastel sola, me fascina el sabor de las zarzamoras con el harina integral y el azúcar crujiente arriba. Por eso no lo preparo tan seguido, porque es un peligro y por las noches me susurra desde la cocina que vaya y me lo termine completo.

La receta es muy sencilla:

PASTEL DE ZARZAMORAS

2 tazas de harina
1 tazas de azúcar blanca
1 cucharadita de polvo para hornear
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
2 huevos
1/2 taza de margarina
500 gr de zarzamoras frescas
1 cucharadita de vainilla

Se mezclan los ingredientes húmedos, se agrega la zarzamora, después se agregan los polvos y se vierte en un molde engrasado y se le espolvorea un poco de azúcar encima para que quede una capita crujiente.

190°C por media hora revisando con un cuchillo hasta que salga limpio.

Anuncios

Nieve para Desayunar

Ayer hice de desayuno nieve de plátano casera.

banana ice cream

nieve helado de plátano banana ice cream

Dirás “¿nieve? no es un desayuno poco saludable para empezar el día?” Resulta que esta no 🙂
Esta nieve o helado es algo tan sencillo que no puedo evitar pensar porqué no lo hice antes.  Vi una entrada en el blog de thekitchn.com hace muchos meses que hablaba de cómo preparar nieve con un sólo ingrediente. Lo leí y guardé. En ese momento me acababa de mudar y todavía no tenía licuadora.  La receta es tan pero tan sencilla que cabe en un renglón.

Congela 3 plátanos pelados y luego ponlos cortados en la procesadora de alimentos o en la licuadora. Listo.

licuadora

Una vez que lo haces ves que las posibilidades son infinitas. Yo le puse Oreos molidas y cacahuates.  No necesita azúcar, ni leche ni nada. La textura es igual a la nieve o el helado comercial, cremosa y densa.  En cuanto a valor nutricional, es 100% fruta y puedes agregar todo tipo de ingredientes nutritivos como nueces, cacahuates, fresas, frambuesas o lo que tengas a la mano.  Es una rica alternativa a un licuado de desayuno.

Rica, riquísima. Mis niños, sobra decir que la devoraron y esperan pacientemente que a su mamá se le ocurra volver a darles nieve de desayuno 😀

Blueberry Muffins & 2011 / Bollitos de Blueberry & 2011

(ENGLISH version below finally!!)

Teeengo que escribir algo acerca del año que empieza, todos los blogs lo hacen :P. Este año, como muchas otras personas, rechazo el concepto de “propósitos de año nuevo”. Me parece algo tedioso, una obligación autoimpuesta que le quita la diversión a los nuevos proyectos y trae la carga de 12 meses encima y sobre todo la carga de la estadística negativa de propensión al fracaso… Prefiero hablar de deseos o proyectos de año nuevo. ¿Los míos? Este año me he permitido mucho espacio en blanco porque espero a mi nueva bebé y pocas veces en la vida aplica más el dicho de que “nunca va a volver a ser nada igual que hoy”. Me dejaré sorprender, trataré de adaptarme a todos estos cambios y al caos pero sobre todo quiero disfrutar al máximo esos meses entrañables de una nueva vida. Entre otros proyectos por supuesto, se encuentra este blog. No prometo demasiada constancia pero encontraré la forma de seguir poniendo cosas interesantes.

Regresando a la comida. ¡Por fin hice unos bollitos de blueberry! Estoy segura que hay miles de recetas ricas, esta solo es mi primera. Quedaron muy ricos. El sabor de la repostería casera recién salida del horno es incomparable. No hay nada igual. Las blueberries o moras azules (que nadie les dice así) explotaron deliciosamente dentro de los bollitos pintándolos caprichosamente. Salieron del horno unos panecitos esponjaditos con mucho sabor a mantequilla, con blueberry y una cubierta de azúcar ligeramente caramelizada. Son perfectos para desayunar con cafecito, eso sí, muy calóricos pero no se preocupen nadie está contando. 

Da click aquí para ver la receta